Vivir desde el nucleo.

El invierno siempre pasa y el verano también.


En el reconocimiento físico se nace, muere, y parece transformarse una y otra vez en vida, el mundo aparece y se transforma continuamente, las imágenes vienen y van a través de la pantalla, tu mente proyecta los pensamientos y esto se traducen a través de tu percepción como imágenes que re – alimentan todo un sistema de creencias que consideras es la verdad, crees saber y aun con tu creencia repites experiencias y te siente incompleto, ansioso, solo, buscas aprobacion.

Continuamente te identificas con las imágenes, con este murmullo mental que no para, porque aun no reconoces que eres la pantalla a través de la cual el mundo se traduce, eres la presencia a través de la forma, la luz en el ojo, la ola en el mar, este proceso es necesario, precisa humildad y coraje para verte en la mas pura verdad.

El amor está siempre presente,en la fragancia del dardo que
invade el campo, y tú, ese perfume absoluto que trasciende cualquier sueño, cualquier ilusión, en el campo del mundo, cuando atraviesas el velo que eclipsa tu mirada interna.

Entonces el amor toma todas las formas existentes para que la vida se manifieste, aun cuando desde la percepción de la mente del buscador parece no ser así. Buscas y es mas dificil cuando estar cargado de la creencia limitante de que todo lo sabes. Eres bello con toda esa lista de imperfección que solo es notoria a través de la mente finita, no hablo de una belleza desde la connotación de un autoengaño permanente al cual te aferras, hablo del hecho de la belleza de lo absoluto que habita en este organismo que vive el proceso.

Esto por lo que tanto sufres o condenas, o consideras da equilibrio y felicidad a tu vida estando ligado al mundo de la dualidad, es una vaga idealización de una vida, buscas amor, paz, aprobación, una persona que te complete y que nunca llegará, ¿Por qué? Porque es parte de una ficción de tu necesidad no reconocida aun.

La imagen muere, el ego colapsa, una y otra vez esto es continuidad impermanente y tu te aferras a esta fantastica y dolorosa ilusion.

No te condenes, no luches y no reverencies nada, esto tan solo es la proyección de una deseada liberación, eres la pantalla, más no la escena y aun cuando te jactas de tu arrogancia disfrazada de espiritualidad, sabes que a ti mismo no puedes engañarte, sabes lo que sientes, sabes lo que pasa por tu mente, esto no es terrible es tu propia bomba que implosiona, tal vez el mundo que llamas externo puede ser engañado, pero en realidad no se engaña a ese mundo, te sufres ese mundo aun en silencio ya que eso que proviene de ti.

Eres un universo entero en transformación, en movimiento que nace, muere, surge y resurge en medio de este tiempo mediático al que te has hecho esclavo, eres el filtro por donde todo pasa, la luz, la sombra, y se necesita desnudarse al hecho mas refinado y frágil de tu esencia.

Los vestigios de lo puro e impuro desapareceran, ahora recuerda que eres la pantalla donde todo se proyecta y nada se queda. Te caerás cientos de veces y eso es terreno sagrado, tierra de reconocimiento, no te acostumbres a caerte y a engañarte, entonces cae, reconoce y no alabes a tu ego.


De igual manera te levantarás aun en mil años o tal vez en un segundo y sabrás que tus pies nunca se han separado de la tierra, que tu cuerpo no podría existir sin tu presencia. Comprenderás que los caminos están desprovistos de metas, simplemente contágiate del silencio que se revela cuando has dejado de luchar.

Vivir desde el núcleo.

El invierno siempre pasa y el verano también.

Tatiana Hafner

10 comentarios en “Vivir desde el nucleo.”

  1. Hola Tatiana, estaba esperando uno de tus comentarios, en particular de este aprendo o comprendo que el ego, ese yo que nos engaña con las cosas de este mundo, nos aferra a lo finito, a lo temporal, pero que en verdad nuestra existencia se justifica a si misma, si nos reconocemos como un ser llamado a ser inmortal, porque poseemos la chispa divina y el desarrollo de los talentos, que son regalos de Dios, cuando entendamos que es creer para ver y no al revés, que somos seres espirituales viviendo en un mundo material y que después de esta vida seguiremos viviendo en otra (s) dimension, (es), entonces seremos Amor, dadores-recibidores , otorgamiento y con un corazón tierno, según el Plan de El Eterno, así lo entiendo, y gracias por compartir

    Responder
    • Buenas noches, asi es carlos nuestra existencia se justifica a si misma lo has dicho sabiamente.
      maravilloso tu aporte, gracias por ser parte de este espacio y contribuir a la expansion de consciencia.
      Un profundo abrazo.

      Responder
  2. Que hermosa frase, me calo tanto, el invierno siempre pasa, el verano también ya que siempre estamos expectantes a que pasen los inviernos en nuestras vida pero reconocer que el verano también es parte de esta transitoriedad es mucho más sabio aún, no apegarse a ningún estado dentro de esta dualidad.
    Magnifico para leer varias veces.
    Gracias.

    Responder
    • Asi es juan Carlos, no apegarnos a un estado ni a la idea a nada, dentro de la dualidad del mundo todo viene todo va, todo deja de existir cuando deja de ser necesario.
      Gracias por tu valioso aporte, un profundo abrazo.

      Responder
  3. He llorado leyéndote, gracias por entregar tu sabiduría, gracias por estar con tu presencia y entregarme descanso, gracias al universo por darme la oportunidad de ponerte en mi camino, en mi vida .
    Te abrazo y te beso ,

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.