Ser o no Ser? 

 

Desde muy pequeña tenía mucho conocimiento de este mundo, más que muchos de los adultos con trajes de Santos e intelectuales que me rodearon, nunca fui buscadora de nada, a la edad de siete años me sentía distinta de los demás, una especie de autismo me acompañaba, era tan ausente de ese mundo de “fantasía y muñecas, cosas normales de niños”

Me embebía en el mundo salvaje y natural, en la música de violines obras de wagner y mi campo mental era embriagante podía bailar e imaginar por horas y horas, me perdía entre la abundante naturaleza en donde vivía y me lanzaba a los ríos con grandes caudales y aguas cristalinas, estaba completa, no me interesaba buscar nada, solo quería vivir estos momentos que se desplegaban ante mi como arcoíris tras una lluvia de verano.

Mis padres eran ausentes de esto que vivía, estaban tan distraídos con sus ocupaciones ( Amo que así fuera, no podría tener mejores padres, sin imposición, sin sobreprotección) Yo una especie de criatura salvaje reconociéndome en este mundo, lejos de la opinión del mundo, anonadada entre tribus indígenas jugando a sus rituales y junto a sus hijos que hablaban quechua jugábamos llenos de tierra y sonrisas que daba paso al blanco de nuestros dientes, ese era mi mundo, junto al yoga, cuántica y metafísica que hacían parte de mi día a dia.

 

A la edad de doce años todo empezó a cambiar, esa niña descalza con trajes cargados de flores, tierra en su cabello se volvía “mujer” desde los siete años expulsada de colegios, sin respeto por la autoridad, con una capacidad profunda de desarmar la mente más compleja y ser tan dulce mientras hacía debates, ese se volvió el juego más excitante para mi, el debate el confrontar, el mostrarle a los demás lo equivocados que estaban el sueño en que vivían { quiero aclarar que era mi lucha, tenia conocimiento pero no aceptaba lo ya aceptadio, luchaba en un mundo que me tenia presa de su hipnosis, mientras yo intentaba salvarme de el).

Pero el mundo empezó a agotarme, nada captaba mi atención todo parecía tan fútil, que era este sinsentido que se posaba en mi? necesitaba mas, mi vida se sentia como un hoyo negro, absorviendo todo lo que estuviera dentro de su diametro.  Empecé a leer los Vedas e imaginar, mi apetito era voraz acerca de la verdad, nada me llenaba más que aprender y experimentar, entregarme viva a lo humano.

La vida “normal” era trivial, ni chicos, nos familia, ni religión, no había nada que me inquietara mas que meterme en todos y descubrir mas y mas.

Nos mudamos a una gran ciudad, caminaba  observando “el mundo” y empecé a usar máscaras, en medio de grandes estampidas animales es casi imposible que un conejo sobreviva, tenia gran facilidad para desarrollar diversos papeles, que me llegaron a  agotaban, no podía encajar,  recuerdo que en el colegio y en la universidad nunca escribí en los cuadernos, rendía pruebas cuando quería, aprendi el arte de la manipulación y estaba dotada de un lenguaje muy elocuente, pero aun así esto tampoco me llenaba, nada tenía importancia, más que observar el mundo e intentar encontrar un sentido a esta forma devastadora de vida, cada individuo que transitaba como zombies, buscando lo que por naturaleza era su derecho de nacimiento. 

 Y yo ahí intentando hablar, sin oidos que me escucharan, se empieza a generar una sensación de frialdad y a sentirme sola aun acompañada por millones de personas, tenia que ser ” alguien avalado por la sociedad, por mis amigos, por la religion, por mi familia” Cada dia al despertar sentía una especie de anestecia, tenia que ponerme mi mejor mascara, la que mejor se me daba era la de chica seductora y dulce sabia perfectamente jugar con esto mi intelecto sobrepasaba a muchos, fui bastante discriminada por los grupos ” espirituales y filosóficos por mi forma, ( Esto ya lo hablare en un próximo post, como mi intento por encajar me llevo a autoagresion) me dedique por un tiempo de mi juventud a educar hombres ( Suena gracioso, lo se, pero así era) No sentía celos, ni posesión, ni deseos de durar con. alguien toda mi vida, me dedicaba a fortalecerlos, yo elegía a los chicos y casi siempre eran los mas ” buenos o débiles” Quería educarlos, claramente era mi ego y yo hacia uso de esto para sentir que hacia algo mas valioso, esto sucedió hasta que nuevamente me agote.

Podía jugar de la manera que quisiera con el mundo,  pero en realidad entre mas dominio tenia y avalada por el conocimiento mas hacia me sentía, la  comprensión en realidad estaba ausente, me encontraba  luchando contra el mundo, intentado cambiarlo, intentando mostrarles a todos lo increíble que yo era, lo sabia e inteligente mas allá de lo físico que era lo que mas atraia, caí un día rendida, no sabia quien era, o que no era, o como debería ser, y todo lo que debería se oponía a lo que realmente era, por primera vez no supe danzar en medio del caos, las mascaras pesaban y dejaban rezagos de mi mente fragmentada,  Ser o no ser, mi amor por la filosofia, por la musica, mi amor por la libertad y la autenticidad, mi amor por la humanidad ya era solo un recuerdo, solo quería desaparecer, dejar de existir en esta forma que tanto pesaba….

Ya entrare en detalles en el próximo escrito, acerca de mi encuentro con la muerte. 

Gracias 

One thought on “Ser o no ser.

  1. El mas bello, util y placentero viaje es hacia el SELF, te descubres, te cubres, te desnudas, te tapas, pero al final ves que la Vida esta en todos lados, como cristiano, creo que es seguir el camino entero de Jesus y desarrollar nuestros talentos, para así llegar al Padre, al Alma de todas las almas de donde todo procede, del Espíritu Eterno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.