Quien ignora su verdadera naturaleza, hace de su sombra su verdad y se asusta continuamente de ella, la ignorancia le gobierna y su vida es una constante lucha que librar, su existencia es una proyección de lo que cree ser. y aún sin saberlo amigo mío, eres La Luz que se refleja en el mundo, en mis ojos, en el azul. No te preocupes, vive lo que tengas que vivir y suelta cuando se haga necesario soltar,a todo le toma su proceso y a todos les llega su momento. No crece un árbol en una hora, ni se gesta el amanecer tan pronto anochece.
Quienes viven en la constante confusión de la dualidad son esclavos de los pensamientos, ya que viven constantemente como el péndulo agitado por memoria e imaginación, pasado y fututo, en el océano tempestoso de la incertidumbre, viven dormidos y creen controlar su destino, luchan contra sí mismos una y otra vez.

Quienes desprovistos de conocimiento y creen sin discernimiento, fanaticamente buscan lo absoluto en lo que difícilmente observan, se regocija en palabras, sin profundizar, viven de igual manera enfocados en el pecado y santidad, pués aun no les es posible comprender que el padre y Yo somos UNO, y tanto el uno como el otro existen desde la ilusión de una mente finita. Por lo tanto déjame decirte que Yo soy aquello que permite que la manifestación sea visible, Yo soy ese campo invisible que todo lo anima, el principio y el final en la ilusión de la materia. Yo soy la causa el efecto y mas allá de la vida, el no nacido ya que soy no visible a los ojos de los hombres que viven en vigilia y visible en todo a su vez.

Quiénes se han reconocido en Mi, viven una imperturbable paz, aun en las mas difíciles visitides del mundo de la materia, quien es ecuánime e imparcial, no sucumbe a los deseos ni los aborrece, quien se mantiene inalterable ante cualquier eventualidad sabe que ahí estoy YO. Pues los ojos se abrirán medida de que estés listo para ver, de igual manera que la vida es revelación y el veneno puede llegar a convertirse en medicina y solo acceden quienes han aprendido a reconocer lo inmortal en lo mortal, la luz en la sombra, el loto en el fango y no repugnan, ni reverencian el mundo. Ya que saben que ahí estoy Yo, no existe nada mas que mi propia esencia, y todo cuánto existe, por si mismo habita y mora en mi.
Mi absoluta ausencia es mi infinita presencia, el estado mas puro del amor en la separación, la comunión mas allá de la forma, libre de tiempo y espacio. Yo soy eso, yo soy lo que soy.

Tatiana Hafner

2 thoughts on “La verdadera naturaleza.

  1. Gracias Tatiana por compartir tu saber, por llamarlo de algún modo, aunque no se si uso el termino correcto, como cristiano comparto que esta vida terrenal es finita y temporal y por tanto nuestro trabajo, nuestro camino , es descubrir cual es nuestra misión y ejecutarla, chispa divina de la Fuente Eterna y la parabola de los talentos según nos dice Jesus , sin juzgar, ya que solo Dios es perfecto y conoce nuestros corazones, por otro lado como cristiano comparto que la vida que nos espera en el Mundo de la Luz Infinita, es eterno, infinito, dinámico, y que seguimos con nuestra misión en otro plano,les decir a parabola de Cristo que el Padre nos tiene reservadas muchas moradas, el tomar consciencia significa, según veo de tu post es que ambos planos, terrenal y espiritual están conectados, pero solo aquellos con los sentidos metafísicos abiertos pueden llegar a apreciar la Vida en todos sus formas dimensiones , como dice el genesis que haya seres en el mar, aire y tierra según su especie y al final Adam y Eva, energías que dan y que reciben tal como la lluvia derrama la suya y la siembra en la tierra y esta a su vez germina, el ciclo de la vida. muy bello y practico

  2. Carlos gracias por tu gran aporte, es muy claro y maravilloso todo lo que dices! una vez mas gracias Por compartir en este espacio, un profundo abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.